Una Guía sobre los Monstruos & Criaturas Misteriosas de la Patagonia

Escribí un libro sobre este tema que será publicado muy pronto. En este blog iré publicando citas y textos interesantes sobre el fascinante tema de la criptozoología de la Patagonia.

Austin Whittall

Bilingüe. Bilingual. English Spanish Blog - Blog inglés - español



30 sept. 2010

Pecarí Patagónico

 
distribución del Pecarí
Mapa con la distribución del pecarí en América y su anterior distribución en la Patagonia. Copyright © 2010 by Austin Whittall

Los pecaries (Tayassuidae) se parecen a los cerdos (Suidae) del Viejo Mundo, de donde provienen. Se dispersaron luego por América del Norte y al unirse éste con Sudamérica hace unos 3 Millones de años pobló la parte austral de las Americas.

Es un animal adaptable en extremo ya que se han hallado los restos de un pecarí fósil en la región de los Grandes Lagos de Norte América, el Platygonus compressus, que se alimentaba en los prados "cerca del borde de los glaciares", es decir, en un clima riguroso. También vivió en Sudamérica durante el Pleistoceno. Este Platygonus fue el mayor pecarí de todos y tenía el tamaño de un jabalí europeo [1].

Pecaries en la Patagonia

¿Pudo haber vivido en la Patagonia durante la Era Glaciaria?

Curiosamente, una fuente [2] indica que "Catagonus es un género relacionado con Platygonus [...] que en los años sesenta ha sido descubierto vivo en la Patagonia" . Esto es sorprendente ya que no he encontrado registros o referencias al respecto. Actualmente no hay pecaríes en la Patagonia.

En cuanto al Catagonus (Catagonus wagneri) se creía extinguido hasta que fue redescubierto en Paraguay en 1972. Está restringida hoy en día a la región chaqueña seca de Bolivia, Paraguay y Argentina. [3] Es el más grande miembro superviviente de la familia de los pecaríes y puede pesar hasta 35 kg y medir más de un metro de largo. En su actual hábitat seco come cactáceas.

Sin embargo hay indicios que nos llevan a considerar que los pecaríes habitaron la Patagonia hasta epocas relativamente recientes. Veamos las evidencias:

  • Los tehuelches meridionales que habitaron desde el río Chico y Chubut en el sur hasta el río Negro en el norte y que fuera de la Patagonia vivieron bajo el nombre de Puelches en La Pampa y la provincia de Buenos Aires, tenían una palabra propia para nombrarlo, Olasiq. Este no parece ser una palabra tomada de otro idoma ya que no tiene equivalente en español o mapuche y debe entonces designar a un "chancho" nativo. También podría tratarse de cerdos del viejo mundo en estado salvaje (cerdos cimarrones).[4]
  • En 1876, Francisco Moreno mencionó la presencia de "paquidermos" en los bosques cercanos al lago Nahuel Huapi, no los vio pero por la descripción dada por los nativos creyó que serían chanchos de monte o pecaríes[10]
  • A su vez, en la misma zona, en 1862 el chileno Guillermo Cox indicó la presencia de cerdos salvajes a orillas del río Limay. [11]
  • La senda indígena utilizada por los tehuelches y mapuches, que unía a Valcheta con el río Negro en Carmen de Patagones por San Antonio Oeste, se conocía como el "Camino del Chancho".[6]

Esto parece indicar que había pecaríes, al menos en la Patagonia Boreal. Esto lo indico en el siguiente mapa donde en amarillo se muestra la distribución de las distintas especies de pecaríes y en verde (para Argentina), su probable distribución hasta el siglo XIX.

Es posible que haya abarcado la Patagonia austral ya que hay registros al respecto:
El comandante FitzRoy, del buque Beagle recorrió la región entre 1826 y 1833, el reportó que los nativos:

Estaban muy atemorizados por las ovejas y cerdos. Ellos no querían desembarcar sobre una pequeña isla donde se habían soltado algunos cerdos, y al hablar de ellos, hacían gestos de que tenían hocicos muy grandes que los alarmaba. Cuando un chancho fue muerto por la tripulación y parte del mismo cocido, los nativos rehusaron probar su carne.[12]

En el estrecho de Magallanes, en 1593, Sir Richard Hawkins anunció haber visto “puercos […] aquí vimos ciertos puercos, pero estaban tan lejos de nosotros que no pudimos discernir si eran aquellos del país, o traídos por los españoles”.[13]
Ned Chace, un estadounidense que se afincó en el sur de la Patagonia entre 1898 y 1930 hizo referencia a cerdos gigantes en la Patagonia austral, al sur de los 48°S:

Un amigo suyo había seguido una huella [...] hasta que atisbó lo que él tomó por un chancho peludo, grande como un toro. Solo tuvo un vistazo fugaz[14]

Tabú

Según el padre jesuita Strobel, hacia 1740 existía un tabú entre los Tehuelches Septentrionales (y entre los Pampas o Puelches):

No comen la carne de cerdo y preguntando yo un día el porqué, respondióme uno, porque esos animales habían sido en otro tiempo hombres pésimos que después se convirtieron en cerdos. [7]

Esta creencia se asemeja a una recopilado por la folclorista Bertha Koessler Ilg, quien menciona un mito mapuche sobre la creación del cerdo como castigo a humanos impíos y un tabú acerca de comer su carne, en especial en verano: "tu carne será dañina porque está emponzoñada".[9]

Esto puede reflejar que el mito tehuelche haya provenido del mapuche quienes extendieron progresivamente su influencia hacia las pampas y por medio de la guerra, el intercambio y el cuatrerismo, ‘araucanizaron’ a los nativos locales de etnia tehuelche.

Sin embargo, en el extremo austral de la Patagonia, también existió este tabú. Refiriéndose a los Aonikenk, a fines del siglo XIX, el explorador Ramón Lista mencionó que "No comen pescado, ni tampoco cerdo. Estos dos animales son considerados como inmundos, manifestando para ellos una repugnancia invencible", que él atribuyó a un tabú referido a su dios Elal. [8] Esta aversión es muy similar a la informada por FitzRoy.

Estos mitos nos indican una amplia dispersión de un animal semejante al cerdo en la Patagonia.

Hemos encontrado otra palabra además del Olasiq [4] mencionado arriba. Según Casamiquela, entre los Tehuelches Septentrionales se llamaba al pecarí kúcha y él lo atribuyó a una probable onomatopeya de su gruñido. [6] Discrepo con esta interpretación, es claro que (ver imagen abajo), la voz proviene del idioma Mapuche hablado en Chiloé (y aparentemente del Quichua) donde se llamaba cuchi a lo sucio y de allí se aplicó al chancho:

Cuchi chancho
Cuchi voz que significa Cerdo en Chiloé. Copyright © 2010 by Austin Whittall

Según Casamiquela [5] los mapuches llamaban al pecarí de collar "sañwé" (pronunciado shañwé). Pero nuevamente creo que se equivoca ya que esta voz no es autóctona: el diccionario del padre Augusta [12] indica "puerco: sanchu, sañ:we", y lo mismo para la voz "chancho"[12] del que indudablemente deriva por su similitud fonética (chancho - sanchu), la palabra proviene del español.

¿Tapir o pecarí?

¿Por qué tendrían un tabú contra los cerdos? (no vamos a proponer ideas absurdas como que los nativos de la Patagonia son una de las tribus perdidas de Israel - idea que igual nos parece divertida y quizás exploremos en otro momento).[16]

Es una pregunta cuya respuesta desconocemos, pero es probable que hubiese en la Patagonia algún animal enorme (el cerdo gigantesco visto por el amigo de Chace), uno que provocase pavor en los nativos (como indicó FitzRoy), un monstruoso chancho o algo muy semejante. Es probable que en Chile no hubiese pecaríes (por esa razón no grisé ese país en el mapa de más arriba), y que conociesen al chancho cuando éste llegó traido por los españoles.

Pero los Tehuelches septentrionales y meridionales sí conocían a un animal parecido al cerdo. Quizás fuese el pecarí o, podría tratarse de otro animal, por ejemplo el tapir. Tema sobre el que ya he posteado en inglés y que pronto postearé en castellano.

Bibliografía.

[1] J. Alan Holman. (1995). Ancient life of the Great Lakes Basin: Precambrian to Pleistocene. University of Michigan Press. pp. 198
[2] Eudald Carbonell, (2005). Hominidos: Las primeras ocupaciones de los continentes. Editorial Ariel pp. 617
[3] Maffei, Leonardo, Cuellar, Rosa L. y Babegas, Jorge. Distribución del solitario (Catagonus wagneri) en Bolivia. Geographic distribution of Chacoan peccary (Catagonus wagneri) in Bolivia. Ecología en Bolivia. [online]. ago. 2008, vol.43, no.2 , p.141-145.
[4] Mariano Martín Fernández El pecarí de collar. Chancho autóctono de La Pampa
[5] Casamiquela, R. (1968). Geonimia: obra mapa de La Pampa. Biblioteca Pampeana, pp. 25
[6] Relaciones de la Sociedad Argentina de Antropología, Volúmenes 8-10 (1974), Sociedad Argentina de Antropología. pp. 114-115.
[7] Furlong Cardiff, Guillermo (1938): Entre los pampas de Buenos Aires. Buenos Aires: Talleres Gráficos San Pablo. pp. 97
[8] Lista, Ramón, (1998) Los Indios Tehuelches -Una Raza Que Desaparece. Ed. Confluencia. pp. 72
[9] Bertha Kössler-Ilg, Rolf Foerster, (2006). Cuenta el pueblo mapuche: Cuentos y fábulas. vol .iii. MN Editorial. pp 238
[10] Moreno F., (2007b). Exploración de la Patagonia Sur I-Por las cuencas del Chubut y el Santa Cruz: 1876. B. Aires: Continente pp. 73.
[11] Cox, G., (2006). Expedición de la Patagonia Norte: un viajero en el Nahuel Huapi: 1862-1863. B. Aires: Continente-Pax. pp. 194.
[12] FitzRoy, R., (1839). Narrative of the surveying voyages of His Majesty's Ships Adventure and Beagle between the years 1826 and 1836… London: Henry Colburn.
v. ii. pp. 195 - 6.
[13] Purchas, S., [Comp], (1625). Haklvytvs posthumus or, Pvrchas… London: H. Fetherston. v. 4. pp. 1384.
[14] Le Moyne Barrett, R. y Barrett K., (1931). A Yankee in Patagonia, Edward Chace. Boston: Houghton Mifflin. pp. 29-30.
[15] Augusta, F., (1916). Diccionario Araucano - Español y Español - Araucano. Santiago. Impr. Univ. pp. 97 y 208.
[16] Bernardo Graiver, (1980). Argentina bíblica y biblónica: historia de la humanidad en la Argentina bíblica y biblónica. Editorial Albatros. Ver también Enrique García Barthe (en linea).


Read this post in English


Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

Ley de Glaciares aprobada por el Senado Argentino

 
El Senado argentino aprobó la "Ley de Glaciares" que pone límites a las actividades mineras en el país, obligándolas a ser más favorables al medio ambiente.

La ley que es más permisiva que el provecto original aprobado por la Cámara de Diputados, impone restricciones a las actividades mineras en zonas de alta montaña, en las operaciones a "cielo abierto" en zonas próximas a los glaciares.

Resta ver como obrará el Poder Ejecutivo, que podría vetar la iniciativa.

Web de Greenpeace Argentina sobre la Ley de Glaciares.


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

29 sept. 2010

Criptozoología

 
El primer post de mi blog debió haber sido una pregunta: ¿Que estudia la Criptozoología? Esta es una buena pregunta porque nos permitirá comprender de que se trata mi libro y mi blog. Como no la formulé en su momento, lo haré hoy, aprovechando que recién comencé a postear en castellano.

La criptozoología es una ciencia que trata sobre el estudio de los "animales escondidos" de allí su nombre que proviene de las palabras griegas: kryptos "escondido" y zoion "animal" y logos "palabra", "idea", "estudio".

Estos criptidos o animales escondidos son desconocidos para la ciencia formal, pero conocidos a un nivel "étnico" por los lugareños, quienes les han asignado nombres y conocen sus costumbres y características. El conocimiento previo por parte de algún pueblo aborígen es un elemento clave en la definición de un criptido. Ya que existen innumerables animales aún desconocidos para la ciencia que no forman parte del campo de la criptozoología ya que tampoco son conocidos por ningún otro ser humano.

De hecho, varios criptidos fueron descubiertos por la ciencia corroborando así el saber popular reflejado en ancestrales mitos y leyendas.

Ejemplo de estos son:

  • Tapir de Baird (1863)
  • Pecarí del Chaco (1975)
  • Gorila de Montaña (1902)
  • Dragón de Komodo (1912)
  • Okapi (1901)

Y para los escepticos, hay un caso muy reciente, el Spindelhorn de las junglas de Vietnam descubierto en 1992, y que era conocido por los nativos como Sao La. [1]

Desafortunadamente, la criptozoología es más conocida por sus aspectos más superficiales y las bestias misteriosas mediáticas, como el Yeti, el Pie Grande y a Nessie, el monstruo de Loch Ness entre otros. Más cerca de casa tenemos a Nahuelito en el lago Nahuel Huapi.

Adicionalmente se lo agrupa con una serie de pseudociencias o supuestas ciencias como el estudio de los OVNI, los fenómenos paranormales, la astrología y la parapsicología entre otros, ya que la lista es demasiado larga para incluir a todas estas practicas.

Las pseudociencias son supuestos conocimientos que se jactan tener un carácter científico pero en realidad carecen de rigor y método. Su nombre proviene del griego y significa “falsa ciencia".

En el caso de la Patagonia, lo que pretendo es indagar la mitología nativa de los pueblos originarios de la región (tarea compleja ya que a excepción de los mapuches, las otras etnias han desaparecido o se han aculturado totalmente) y contrastándola con las crónicas de los exploradores occidentales a partir de 1520 (utilizo la expresión occidental, europeo, blanco como contraposición a los términos nativo, amerindio, pueblo originario), buscar posibles coincidencias para poder definir las características morfológicas de los animales "criptidos" que podrían corporizarlos.

Lecturas sugeridas

Arment, Chad. (2004). Cryptozoology: science & speculation. Coachwhip Publications.
Angulo, Eduardo. (2007). Monstruos: Una vision científica de la criptozoologia. 451 Editores.

Bibliografía

[1] The Independent. Vietnamese jungles yield 'lost world' of the rarest animals , 17.07.1999.


Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

Cueva de Sarasola, guarida de monstruos

 
Mi primer posteo simultáneo en inglés y castellano.
 
mapa cueva de Sarasola
Mapa de la Cueva de Sarasola, Chubut. Copyright © 2010 by Austin Whittall

Encontré un excelente blog [1] en el que menciona una “cueva del gigante” cercana a la localidad de Sarmiento en la provincia de Chubut. Lei, curioso porque pensé que podría tratarse da algo relacionado con los gigantescos Patagones, pero no, es algo aún más interesante:

Se trata de la Cueva o el “Túnel” de Sarasola, llamada así por el propietario original del lote N° 103, don Tomás Sarasola. Es una cueva natural, con una extensión de unos 400 m, que está ubicada en los terrenos de la Estancia Los Manantiales, a unos 45 km al oeste de la localidad de Sarmiento (Chubut, Argentina) por la Ruta Provincial 20 en dirección a Río Mayo (Ver mapa arriba).

Fue descubierta por un nativo de nombre José Payalef alrededor del año 1913, su entrada (ver las fotografías en la página de la Oficina de Turismo del Municipio de Sarmiento) es casi oval y mide unos 3 metros por dos y medio metros.

El gigante

El blog [1] cita un texto que transcribo abajo:

"Cuentan los indios viejos que algunos de sus padres conocieron un enorme gigante de cuatro metros de alto y grueso como un buey, a quien se le ignoraba residencia, pero que vieron muchas veces en los campos inmediatos a la cueva. Hoy [en el año 1913] creen, sin duda alguna, que aquel gigante vivió en esta caverna, a la que por casualidad no habían ellos descubierto, pues el campo por donde está es escaso de pasto y falto de agua, por cuyo motivo ni los animales andaban en el.” / Fuente. Bernardo K. (1)

(1) Encuesta Nacional de Folklore. Ministerio de Educación. (1921).
El relato proviene de la Provincia de Entre Ríos. El apellido del informante no es claramente legible pero consta en el relato que en el año de la Encuesta, 1921, era Secretario de la Escuela de Artes y Oficios de la Ciudad de Victoria.
[1]

Esta Encuesta floclórica a la que hace referencia el texto, se encuentra archivada en la Biblioteca Juan Alfonso Carrizo del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano.[2]

Es una colección de documentos manuscritos que se recopiló material en prosa, verso e incluso música para preservar el folclore nacional. Este material fue recogido por los docentes de las provincias argentinas. Estoy programando una visita al museo y biblioteca para leer el texto original, postearé los resultados de mi investigación.

La descripción que hacen los lugareños a comienzos del siglo XX, no es la de una persona gigante, por lo que debo descartar al Patagón. Se parece más a un animal de la megafauna patagónica, extinta (se cree) hace unos diez mil años.

En el blog en inglés he posteado sobre varias criaturas que podrín ser resabios de la megafauna, como el Ellengassen, el gliptodonte o el milodón. En este caso, el tamaño de la bestia (grande como un buey, de 4 metros de largo) corroboran esta hipósis.

Quizás tenga alguna relación con la criatura avistada en el cercano lago de Colhue Huapi.

A medida que vaya traduciendo los posts del inglés al castellano, iré explicando como son cada uno de estas extrañas criaturas patagónicas.

Bibliografía.

[1] Martelli, Gastón. Geografía Mítica del Territorio Argentino
[2] Biblioteca Juan Alfonso Carrizo
[3] Turismo Municipio de Sarmiento


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia -->

2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

Política de Privacidad

 
Política de Privacidad

Nos tomamos la protección de su información personal muy seriamente y comprendemos que su privacidad es muy importante para usted. Por esa razón hemos implantado esta Política para asegurar la protección de su privacidad mientras utiliza nuestros servicios o visita nuestro sitio web. Le solicitamos que lea nuestras Condiciones de Uso.

Recolección de Datos

Usted puede utilizar nuestro sitio web sin suministrar ningún tipo de información personal. No le pediremos que nos dé información personal como condición para utilizar este sitio a menos que sea necesario para brindarle algún servicio o producto a solicitud suya.

Mientras visita nuestro Sitio Web para explorar, leer o bajar información, nosotros recabamos y guardamos “información del visitante”, por ejemplo, nombre del dominio y host desde donde usted accede a Internet, la dirección de Protocolo de Internet (IP) de su computadora, la fecha y hora en que accedió a nuestro Sitio, el navegador que utiliza y la dirección de Internet del sitio desde donde usted realizó el enlace directo con el nuestro. Utilizamos dicha información para medir de manera estadística el tráfico en nuestro Sitio Web, lo que nos permite ampliar la utilidad de los mismos. Borramos esta información después de cierto tiempo.

Podemos utilizar periódicamente esta información con fines estadísticos y esto asegura el anonimato de cada usuario individual para que ninguna persona pueda ser identificada.

Protección de Datos

Reconocemos que es nuestra responsabilidad proteger la información que usted nos proporciona y por esta razón utilizamos una serie de técnicas seguras para proteger su información incluyendo firewalls, y almacenamiento fuera de línea de datos.

Alcance y motivos

En términos generales, esta Política de Privacidad es de aplicación a toda la información de consumidores recolectada o utilizada por Monstruos de la Patagonia e incluye la información del Sitio Web de su propiedad.

Si no desea que utilicemos su información personal que no nos fue suministrada directamente por usted, háganoslo saber comunicándose con nosotros a la dirección que se indica más adelante.
Compartir información

Monstruos de la Patagonia compartirá sus datos con terceros únicamente en las siguientes circunstancias:

- Cuando así se lo exija la ley o una orden judicial
- Cuando usted nos lo solicite, con el fin de prestarle un servicio o adquirir un producto
- No venderemos ni suministraremos sus datos personales a terceros permitiendo a éstos utilizar su información personal para sus propios fines.

Este Sitio Web podrá ofrecer links a otros sitios. Le recomendamos revisar cuidadosamente las políticas de privacidad en los mismos ya que pueden diferir de nuestra Política de Privacidad.

Sus derechos

Una vez que nos haya suministrado sus datos personales, tendrá el derecho de acceso razonable a tal información para poder modificarla o borrarla. Podrá hacer esto por medio de la dirección de contacto indicada más adelante.

El titular de los datos personales tiene la facultad de ejercer el derecho de acceso a los mismos en forma gratuita a intervalos no inferiores a seis meses, salvo que se acredite un interés legítimo al efecto conforme lo establecido en el artículo 14, inciso 3 de la Ley N° 25.326.

La DIRECCION NACIONAL DE PROTECCION DE DATOS PERSONALES, Organo de Control de la Ley N° 25.326, tiene la atribución de atender las denuncias y reclamos que se interpongan con relación al incumplimiento de las normas sobre protección de datos personales. Para contactar a la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales:

Sarmiento 1118, 5 Piso (C1041AAX)
Tel: 4383-8510/12/13/14/15
E-mail: infodnpdp@jus.gov.ar
Web: www.jus.gov.ar/datospersonales
Información especial para padres

La protección de la privacidad de los niños es importantísima y si bien en términos generales este sitio web no está dirigido a niños menores de trece años, es nuestra política no recoger, utilizar o divulgar a sabiendas información personal de niños menores de 13 años. Si fuésemos contactados por un menor, deberemos solicitar y obtener el permiso del padre o tutor caso contrario, y de no recibirla, eliminaremos toda la información que tengamos sobre el menor.

Recomendamos encarecidamente a los padres que adopten un rol activo en la supervisión de la actividad en Internet de sus hijos.
Contáctenos

Nos podrá contactar a través de nuestra dirección de correo para:

- Formular alguna pregunta sobre nuestra política de privacidad;
- Solicitar una copia de sus datos personales o cambiar o borrar los mismos;
- Optar por dejar de recibir en el futuro ofertas personales o información de Monstruos de la Patagonia

Nuestra dirección de correo electrónico es: austinwhtitall@gmail.com

En caso de tener alguna inquietud sobre el uso que damos a sus datos personales, por favor comuníquese con nosotros.


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

Condiciones de Utilización

 
Condiciones de Uso del blog Monstruos de la Patagonia

http://patagoniamonstruos.blogspot.com (en lo sucesivo, "Monstruos de la Patagonia") pone a su disposición esta página web (en lo sucesivo "Sitio Web"). El acceso y uso de esta sito web esta sujeto a las siguientes Condiciones de Utilización. Asimismo, es posible que se apliquen otros términos y condiciones específicos para ciertos contenidos, materiales o información disponible a través del Sitio Web (en lo sucesivo, el "Contenido"). Estas condiciones específicas se aplicarán sin perjuicio de las presentes Condiciones de Utilización.

Favor notar que podemos cambiar estas Condiciones de Utilización a nuestra discreción y sin anuncio previo. Por lo que le solicitamos que la próxima vez que visite este Sitio Web, vuelva a leer estas Condiciones de Utilización para tomar nota de los cambios que pudieramos haber efectuado.


Este es mi blog personal y no debe asumir el lector que la información disponible en el mismo es balanceada, exaustiva o totalmente confiable. Lectores o visitantes de este blog acuerdan que no tomarán acciones legales en mi contra por defamación por lo que yo escriba, exhiba o diga en este blog.
LA INFORMACION DE ESTE SITIO WEB SE PROVEE UNICAMENTE CON FINES DE EDUCACION Y

1. Aceptación de las Condiciones de Utilización

Mediante el acceso o la utilización de este Sito Web usted acepta quedar vinculado legalmente por las Condiciones de Utilización y todos los términos y condiciones contenidos o mencionados en ellas, así como por cualesquiera otros adicionales que figuren en la Página Web. Si NO acepta todas estas condiciones, NO podrá acceder o utilizar la Página Web.

2. Modificación de las Condiciones

Monstruos de la Patagonia podrá modificar el Contenido, el Sitio Web y las presentes Condiciones de Utilización en cualquier momento y sin previo aviso y por cualquier motivo, a su exclusiva discreción y con aplicación inmediata. Las Condiciones de Utilización modificadas regirán al momento de su publicación aplicación una vez hayan sido publicadas. Si usted continúa accediendo o usando el Sitio Web, se entenderá que acepta dichas modificaciones.

3. Política de Privacidad

Le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad para que sepa como tratamos su privacidad y la información que pudiera llegar a suministrarnos.

Este Sito Web es de naturaleza pública y cualquier información que se envíe se considerará no confidencial.

Este Sitio Web no está destinado o diseñado para atraer a niños menores de 18 años.

4. Exención de responsabilidad

Toda la información, (incluidos, a titulo meramente enunciativo y no limitativo, textos, imágenes, gráficos, vínculos y cualquier otro contenido) del Sitio Web, se facilita al usuario "en su situación actual", "tal y como aparecen" y "según disponibilidad".

Monstruos de la Patagonia y sus colaboradores, propietarios, asociados y proveedores, renuncian expresamente por la presenta, en la medida permitida por Ley, a cualquier manifestación o garantía de cualquier tipo, expresa o implícita, incluidas garantías de comerciabilidad, de idoneidad para cualquier uso, fin determinado u objetivo particular, de no infracción o las relativas al funcionamiento de este Sitio Web, su Contenido o el Contenido de Usuario. Por lo que no ofrecemos garantía o manifestación alguna de que: (i) El Sitio Web satisfaga sus necesidades o expectativas, (ii) El Sitio Web esté disponible en forma ininterrumpida, correcta, segura y sin errores, o (iii) los resultados que puedan obtenerse del uso de la misma (incluyendo cualquier información y materiales de esta Página Web) sean correctos, completos, exactos, veraces, actuales, fiables o que de cualquier otra forma satisfagan sus necesidades. Tenga en cuenta que el Sitio Web podría contener inexactitudes, omisiones relevantes, imprecisiones o erratas.

Cualquier material que usted descargue u obtenga de cualquier forma a través de este Sitio Web se hará por su cuenta y riesgo. Usted será el responsable exclusivo de cualquier daño causado a su sistema informático o de la pérdida de datos derivada de la descarga del referido material así como también del uso que le de al mismo.

5. Limitación de responsabilidad

En ningún caso responderá Monstruos de la Patagonia o cualquiera de sus asociados, colaboradores o proveedores de la exactitud de los Contenidos, de posibles confusiones, errores, u omisiones de cualquier tipo, ni por ninguna pérdida o perjuicio por cualquier daño directo, indirecto, consecuencial, punitivo, imprevisto, cuantificable, emergente, especial, fortuito o cualquier otro derivado de, provocado por, o en relación con acceso, uso o incapacidad de acceder o utilizar este Sito Web, el Contenido o el Contenido del usuario, incluso en el caso de que se haya informado a Monstruos de la Patagonia de la posibilidad de dichos perjuicios.

6. Contenido de terceros

En general, la presencia de hipervínculos tiene una finalidad meramente informativa, motivo por el cual Monstruos de la Patagonia no responderá en ningún caso del contenido de cualquier página o sitio web propiedad de terceros que pueda estar vinculada a este Sitio Web por medio de un hipervínculo, tanto si dicho hipervínculo ha sido facilitado por el Sitio Web como por un tercero con arreglo a las Condiciones de Utilización. En ningún caso podrá entenderse que los vínculos al Sitio Web desde páginas o sitios web de terceros impliquen relaciones de Monstruos de la Patagonia con los titulares de estos ni implica respaldo, patrocinio o recomendación alguna de Monstruos de la Patagonia sobre los mismos, por lo que Monstruos de la Patagonia no será responsable en absoluto respecto de su contenido y licitud ni concede concede garantía alguna ni expresa ni implícita en relación con la exactitud, puntualidad o adecuación del contenido, información y/o productos y/o servicios que se ofrezcan a través del sitio web referenciado.

7. Ausencia de Patrocinio.

En ningún caso podrá entenderse que los vínculos desde el Sitio Web hacia páginas o sitios web de terceros impliquen relaciones de los titulares de estos con Monstruos de la Patagonia, ni implica respaldo, patrocinio o recomendación alguna de éstos sitios o sus propietarios para con Monstruos de la Patagonia.

Referencias a productos, servicios o marcas registradas de terceros no constituyen ni implican un reconocimiento, patrocinio o recomendación hacia Monstruos de la Patagonia por parte de los titulares de dichos productos, servicios o marcas. Estas referencias se proporcionan al usuario con fines informativos y de conveniencia unicamente.

8. Derechos de autor y marcas registradas

El presente Sitio Web es una obra compuesta de diversos elementos integrados e inseparables (Contenido, texto, ilustraciones, fotografías, sonidos, música, imágenes animadas, vídeos, programas de ordenador, incluidos los códigos html del Sitio Web, etc.), cuya Propiedad Intelectual, derechos de autor y otros derechos de propiedad le corresponde a Austin Victor Whittall, salvo en lo referente a aquellos materiales obtenidos bajo licencia de terceros.

Austin Victor Whittall retiene en todo momento la Propiedad Intelectual sobre el Sitio Web y sobre los distintos elementos que lo componen, individualmente considerados, en todas las copias que se realicen (cualquiera que sea el soporte al que se incorporen). Cualquier derecho que no sea expresamente cedido se entiende reservado. Además de lo anterior, Austin Victor Whittall es responsable de la selección, análisis y recopilación de información, de la investigación y obtención de datos, del ordenamiento, diseño de la estructura, secuencia y disposición de los contenidos del Sitio Web. Austin Victor Whittall es también el único propietario del diseño e imagen gráfica del Sitio Web, reservándose las acciones que legalmente le correspondan contra las personas que pudieran realizar imitaciones o usos desleales del mismo. Las marcas de Monstruos de la Patagonia o de terceros que aparezcan en el Sitio Web no podrán ser reproducidas o utilizadas separadamente, fuera de los lugares del Sitio Web donde las mismas aparezcan.

9. Cierre de la página

únicamente Monstruos de la Patagonia dispone de la facultad para cerrar el Sitio Web o una parte del mismo por el motivo que sea en cualquier momento y sin necesidad de aviso o consentimiento. No asumiremos ninguna responsabilidad u obligación por no almacenar o borrar cualquier Contenido de Usuario enviado al Sitio Web.

10. Contenidos, Productos de Anunciantes o Terceros

La inclusión en el Sitio Web de elementos proporcionados por terceros (que no sean usuarios) no implica respaldo, patrocinio o recomendación alguna Monstruos de la Patagonia sobre los mismos, por lo que Monstruos de la Patagonia no será responsable en absoluto respecto de su contenido y licitud. Por el hecho de proporcionar a través del Sitio Web acceso (mediante vínculos o banners) con páginas y sitios web, informaciones, servicios, programas o datos pertenecientes a terceras personas, Monstruos de la Patagonia no se convierte en editor de dichos contenidos, ni se hace responsable, directa o subsidiariamente, de cuantas reclamaciones puedan derivarse de la calidad, fiabilidad, exactitud, licitud o corrección de los mismos.

11. Links hacia éste Sitio Web

Los titulares de otros sitios web que deseen crear un hipervínculo a http://patagoniamonstruos.blogspot.com, se comprometen a no realizar manifestaciones falsas, inexactas o incorrectas, que puedan inducir a error o, en general, que sean contrarias a las leyes y, en general, puedan perjudicar de cualquier modo el buen nombre o la imagen de Monstruos de la Patagonia.

Los titulares de otros sitios web que deseen crear un hipervínculo a http://patagoniamonstruos.blogspot.com se comprometen, asimismo, a no tener contenidos, manifestaciones o propaganda de índole pornográfico, de apología del terrorismo, sean de propaganda política o de difusión de ideas, actitudes o acciones ofensivas a los derechos humanos, xenófobas, racistas, discriminatorias respecto a la raza, género, pensamiento, nacionalidad o preferencias sexuales, juegos de azar, venta de armas, violencia o cualquier otra actividad ilegal.

Se agradecerán vínculos de sitios que promuevan la tolerancia, libertad, el cuidado del medio ambiente, la información general, cultura, historia, beneficencia, igualdad, justicia, paz, comercio justo, etc.

12. Resolución de conflictos

Las presentes Condiciones de Utilización se regirán e interpretarán con arreglo a las leyes argentinas. Usted acepta someterse a la jurisdicción no exclusiva de los tribunales de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, para cualquier controversia, demanda o acción que se suscite o tenga relación con las Condiciones de Utilización o la utilización del Sitio Web, incluidas las controversias relativas a la existencia o la validez de las Condiciones de Utilización, bien entendido que se compromete a someter dichas controversias, demandas o acciones a la jurisdicción exclusiva de los tribunales de La Provincia de Buenos Aires, Argentina.

13. Nulidad parcial

Si alguna de las disposiciones de las presentes Condiciones de Utilización es declarada nula o inexigible, será sustituida por la disposición válida y exigible que más se aproxime a la finalidad de la disposición originaria y el resto de las disposiciones seguirán siendo válidas.

14. Inexistencia de renuncias

La no aplicación de las presentes Condiciones de Utilización por parte de Monstruos de la Patagonia no constituirá renuncia alguna de los derechos que le competen en virtud de las mismas, ya se trate de conductas presentes o futuras realizadas por cualquier persona. La recepción de fondos por parte de Monstruos de la Patagonia no podrá ser considerada como una dispensa a cualquiera de las presentes Condiciones de Utilización. únicamente podrá tener efectos legales una renuncia escrita específica, firmada por un representante autorizado de Monstruos de la Patagonia.

15. Encabezamientos

A efectos del presente Contrato, los encabezamientos de las secciones de las Condiciones de Utilización se incluyen exclusivamente para facilitar la consulta y no afectarán de forma alguna al sentido o la interpretación de las mismas.

16. Derechos de Autor y marcas registradas de Terceros

Los contenidos de este Sitio Web son para uso personal. Es posible que además de las fotografías, textos, contenidos, logotipos, isotipos y marcas registradas cuya propiedad y derechos de autor pertenezcan a Monstruos de la Patagonia, haya otras fotos, textos, nombres de productos o servicios, logotipos y otras marcas registradas contenidas en este Sitio Web, que sean propiedad de terceros. Estas se exhiben en el Sitio Web para uso personal y con fines informativos únicamente. Las marcas de terceros son propiedad de sus respectivos dueños. La inclusión de estas marcas registradas de terceros no implica asociación alguna ni patrocinio de este Sitio web por parte de los propietarios de dichas marcas.

Uso justo. Este sitio web puede contener material con copyright que no ha sido específicamente autorizado por los titulares del copyright. Estamos haciendo que ese material este disponible en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de los hechos ambientales, políticos, históricos, geográficos, culturales, científicos y criptozoológicos de la Patagonia. Creemos que esto constituye un "uso justo" de dicho material según lo indica la Sección 107 de la US Copyright Law. El material de este sitio web se distribuye únicamente por medio del Internet, sin fines de lucro a quienes acceden a ese sitio. Hemos incluido esta información con fines educativos o de investigación científica. Adicionalmente, siendo Austin Whittall ciudadano y residente argentino, la ley 11.723 Art. 10, permite citar hasta un mil palabras de una obra protegida por derechos de autor con fines científicos, educativos, notas, comentarios o críticas.

Política de Notificación de Infracción. Si usted cree que entre los Contenidos de éste Sitio Web se haya cometido alguna infracción contra el derecho de autor, propiedad o de los derechos morales, por favor proporcionenos la siguiente información. Tenga en cuenta que para hacer efectiva la notificación, ésta debe incluir TODO lo listado a continuación:

1. la firma física o electrónica de la persona autorizada para actuar en nombre del propietario de un derecho exclusivo de autor que presuntamente se ha infringido;
2. una descripción del trabajo protegido por derechos de autor que usted reclama ha sido infringido, o en relación con el cual usted reclama que sus derechos morales han sido infringidos;
3. una descripción identificando la ubicación del material que usted considera se está infringiendo, incluyendo la dirección de la página web dentro del Sitio Web donde se encuentra dicho material;
4. su dirección, número de teléfono, y dirección de correo electrónico y cualquier otra información razonablemente suficiente que nos permita comunicarnos con usted;
5. una declaración personal, señalando de que usted cree, de buena fe, que el uso materia de la reclamación, no está autorizado por el propietario de los derechos de autor, su agente o en términos de ley; y
6. una declaración personal, bajo protesta de decir verdad, manifestando que la información anterior es exacta y que usted es el propietario de los derechos de autor o está autorizado para actuar en nombre del propietario de un derecho exclusivo que presuntamente se ha infringido.

17. Contáctenos

Nos podrá contactar a través de nuestra dirección de correo o a través de nuestra página de Contacto.

Nuestra dirección de correo electrónico es: austinwhittall@gmail.com

18. Aviso de Copyright

Copyright © 2010 por Austin Victor Whittall. Todos los derechos reservados por Austin Whittall. No se permite la reproducción parcial o total, el almacenamiento, el alquiler, la transmisión o la transformación de este libro, en cualquier forma o por cualquier medio, sea electrónico o mecánico, mediante fotocopias, digitalización u otros métodos, sin el permiso previo y escrito del autor, excepto por un periodista, quien puede tomar cortos pasajes para ser usados en un comentario sobre esta obra para ser publicado en una revista o periódico. Su infracción está penada por las leyes 11.723 y 25.446 de la República Argentina.

19. Sobre difamación..

Los lectores o aquellos que sólo vean esta página acuerdan que no tomarán acciones legales en mi contra por difamación por lo que yo escriba, diga o muestre en este blog.

Las opiniones expresadas aquí, son mis propios puntos de vista y no los de las organizaciones, instituciones o asociaciones a las que pueda o no estar relacionado, al menos que lo indique expresamente. No soy responsable por ninguna acción, contenido, producto o servicio, o por cualquier daño o perdida, directa o indirectamente causado o supuestamente causado como consecuencia del uso de, o confianza en la información aquí posteada.

El contenido del blog es la opinion del blogger (Austin Whittall) y el blog tiene fines educativos y de entreteniniento. No es su propósito ofender a ninguna religión, grupo étnico, club, organización, empresa, individuo, grupo de individuos, país, etc..

No seré responsable ni se me tendrá por responsable por nada que nadie diga en mi blog en la sección de "comentarios" del mismo ni por las leyes que éstos puedan violar en mi país (Argentina) o en el de la persona que haga los "comentarios".

No es mi intención causar daño, ofensa o difamación a nadie. Mis posts son mi opinión pero no consejo. Lo que escribo en mi blog no debe ser tomado como un hecho comprobado o absoluto.

Si resideds en Gran Bretaña, no leas este blog ya que no aceptaré ningún juicio por difamación de lectores británicos ya que expresamente les prohibo leer, acceder o descargar contenidos de mi blog privado.

Tanto yo como mi blog nos deslindamos de cualquier acción legal iniciada por su mala gramática, puntuación y/o, traducciones e interpretaciones.


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

"Cuero" del lago Paimun

 
Publicado originalmente en ingés el 13.07.10
 
lago paimun
Mapa de la zona del lago Paimun. Austin Whittall


El lago Paimun es realmente el brazo norte del lago Huechulafquen, hogar del enigmático Huechulito, se encuentra cercana al paraje de Aucapan, habitado por otra extraña criatura.

Con una superficie de 29,2 km2 tiene forma de arco semicircular con un largo de 14 km y un ancho no mayor que 2 km. Es un lago tranquilo, sereno y profundo que goza de una espectacular vista del volcán Lanín.

Su nombre en el idioma mapuche significa "carente de amor" y deriva de las palabras Pay, que es la palabra familiar y tierna con que los niños llaman a sus madres o a las mujeres mayores que deben ser amadas y respetadas; la otra voz es mun, que significa "necesitar", "merecer". De donde Paimun signifique huérfano, aquel que necesita madre, carente de amor.[4] Nombre raro para un lago.

El Paimun (39°43'S, 71°35'W) se une al cuerpo principal del Lago Huechulafquen en la Angostura Pichi Cuyín (Pequeño Manzano), que se ha llenado parcialmente por los aluviones que han descendido por el valle del río Rucu Leufu, alimentado por las nieves perpetuas de los glaciares del Lanín de 3.776 m de altura. Estos aludes al bajar tronando por los valles debieron provocar tsunamis en el lago y severas inundaciones.[1]

Trelque the "Cuero" of Lake Paimun.

De acuerdo al folclorista neuquino Gregorio Alvarez, este pequeño lago es el hogar de un "genio del lago", un Trelque, que era una criatura que vivía en las profundas aguas del Paimun asechando a las mujeres que se acercaban a sus orillas.

Trelque es la voz mapuche para Cuero [3]; un animal mítico del pueblo Mapuche, semejante a un cuero bovino extendido, con garras en su contorno, con el que sujeta a sus victimas. A las que atrapa de una manera peculiar: sale del agua, se recuesta sobre la costa y cuando es pisado por una persona o animal, se enrolla alrededor de la misma y vuelve rodando sobre si mismo al agua para ahogar y luego devorar a su presa.

Pero, como veremos, este Trelque del Paimun no es de la variedad "normal" de cuere. El mito local que relata Alvarez es el siguiente:

Un día, mientras una joven doncella nativa llamada Huala llenaba su cántaro en la costa del lago, repentinamente emergió una garra de la orilla y la sujetó firmemente, arrastrándola hacia la parte más honda del lago. Huala, como muchas otras, había sido atacada por el "cuero".[2]

Pero este Trelque no la mató, sino que la llevó a una cueva en la parte más oculta de una alta barranca, donde vio los restos decapitados de otras victimas del monstruo.[2]

El relato sigue y cuenta que el Trelque se convirtió en un bello mozo que le dijo a Huala que la amaba y que no la mataría. Dado que ella deseaba volver a su hogar, él usó sus poderes mágicos para retenerla y la

Este cuero a diferencia de los otros cueros no es una criatura acuática sino que es anfibia, vive en una cueva fuera del agua. Este animal carnvíoro no está restringida al agua.

Bibliografía.

[1] Mancino, C., (2007). Tesis. En linea
[2] Alvarez, G. (1969). Donde estuvo el Paraiso. Ed. Pehuén. pp. 167-169.
[3] Augusta, F., (1916). Diccionario Araucano - Español y Español - Araucano. Santiago. Impr. Universitaria. pp. 94.
[4] San Martín, F., (1919). Neuquén. Impr. Rodríguez Giles.


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

La "Vaca" del lago Huechulafquen

 
Publicado originalmente en ingés el 11.01.10
 
El lago Huechulafquen (39°46' S, 71°23' W) está ubicado en la zona cordillerana de la provincia del Neuquén. Ya he posteado sobre su criatura lacustre, el Huechulito, avistado en el año 2009.

Este fin de semana leí una interesante referencia sobre esta criatura del lago. Es un comentario muy breve del folclorista argentino Gregorio Alvarez, en el que casualmente menciona entre otros varios animales a los que denomina zoomorfos a la "vaca en el lago Huechulafquen".[1]

Desafortunadamente Alvarez no da ninguna descripción de esta criatura y no he podido encontrar otros artículos o libros que hagan referencia a este extrañño bovino del lago Huechulafquen. Aunque sí hay datos sobre "toros" acuáticos en varios lagos patagónicos.

Bibliografía

[1] Alvarez, G., (1968). El tronco de oro. Neuquén: Ed. Pehuen. pp. 114.


Read this post in English


Patagonian Monsters - Cryptozoology, Myths & legends in Patagonia
2010 International Year of Biodiversity Copyright 2009-2010 by Austin Whittall © 

Huechulito la "criatura" del lago Huechulafquen

 
Publicado originalmente en ingés el 22.09.09
 

Huechulito. De: www.diariouno.com.ar (22.May.2009).


El lago Huechulafquen está ubicado al pie de los Andes en el suroeste de la provincia argentina del Neuquén.(39°46' S, 71°23' W). Tiene una superficie extensa de 104 km2 y un volcán extinto, el Lanín (3.776 m) se yergue sobre él.

Fue allí, en 1922 que Emilio Frey comunicó durante la famosa expedición que saluió a capturar un plesiosaurio quere:

Muchas veces oí decir a vecinos respetables de Junín de los Andes […] que en el Lago Huachi-Lauquen [sic], al atardecer, se suele presentar en la superficie de las aguas un animal, que más o menos tiene las mismas características que el que dicen haber visto en Esquel. Cuello muy largo, cabeza de lagarto, cuerpo que debe ser enorme, porque cuando se sumerge produce una especie de ebullición en las aguas.

Recientemente, en marzo del 2009, un turista llamado Jorge Salcedo mientras estaba en una excursión en un catamarán sobre el lago, fotografió lo que parecen ser una serie de tres olas se asemejan más a la estela de una embarcación que a la turbulencia de un animal nadando justo debajo de la superficie del agua.

Este Sitio tiene todas las fotografías, un comentario del Sr. Salcedo y la ubicación del avistaje en un mapa.

Los medios rápidamente difundieron la noticia de que era un animal lacustre y lo llamaron “Huechulito”. Los lugareños recordaron que hace unos 20 años atrás, unos oficiales de Gendarmería le dispararon a un gigantesco reptil que se metió al lago y logró huir.

También pueden leer mi posteo sobre la "vaca" del lago Huechulafquen, otra criatura mítica avistada en sus aguas.

Una explicación plausible podría ser que el animal fuese realmente un grupo de nutrias patagónicas (huillín) o burbujas que aparecen en la superficie del lago debida a la actividad geotermal de la zona (donde hay aguas termales y actividad volcánica).

El hecho de que lo hagan similar a un reptil, lo hace muy parecido a una criatura reportada en el río Bio Bio en 1914.

"Reptil" del río Bio-Bio

Esta criatura, al que han llamado "reptil" fue avistado en el río chileno de Bio Bio, cerca de la ciudad de Santa Bárbara (37°39’ S, 72°01’ W).

Se lo describió como un reptil o animal similar cuya guarida estaba en un risco inaccesible a la orilla del río. Era una especie de lagarto, enormemente grueso y de unos 3 o más metros de largo. Su piel tenía un color gris claro. Sus rastros de casi un metro de ancho eran similares a los de una serpeiente que se arrastraba por el suelo.

Cazaba terneros y ovejas.

Se asemeja enormemente al mito de los mapuches, el "Culebrón" sobre el que escribiré más adelante.

Lectura adicional:

El Día La Plata. 20.05.2009. Monstruo del Huechulaufquen: ¿mito o pura realidad?
Diario Uno. Mendoza. 21.5.2009. Crece el mito del Huechulito.
Gröthe, S. Reptil en el Rio Bio Bio – 1914. Bestiario de lo cotidiano y extraordinario. (14.11.2008) Citando: La Prensa. Curicó, Chile. 28.03.1914. pp. 4.


Copyright 2009 by Austin Whittall ©

Patagonian Monsters


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

El lago Huechulafquen cambió de color

 
Publicado originalmente en ingés el 13.09.10

Me crucé con un artículo muy interesante [1] en el sitio web del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), un ente gubernamental Argentino, que fue publicado hace pocos días (3 de Sept. del 2010).


Hechos

El artículo dice que unos diez días atrás (Ago. 25), el color del lago Huechulafquen cambió y na no tiene su usual color azul profundo sino que es turquesa. Los lugareños preocupados solicitaron al CONICET investigue el asunto.

Algunos vecinos dicen que un fenómeno similar sucediió en los años 1970 luego de que un sismo afectara la zona. Sin embargo otros lugareños dicen que nunca han visto algo así antes.

El cambio de coloración no afectó los dos pequeños lagos (Paimun, ver mi post sobre su criatura lacustre, el Cuero del Paimun y Epulafquen) que se unen al cuerpo principal del lago Huechulafquen (realmente son dos brazos de este lago).

El Huechulafquen es también el hogar de una "Vaca lacustre" y un monstruo conocido como Huechulito.

Explicación

Muestras tomadas de los arroyos que desagotan en el lago muestran sus parámetros normales. En mi opinión están buscando en el lugar equivocado.

Quizás la causa del extraño color sea la actividad volcánica del volcán Lanín, que se yergue imponente sobre la margen noroeste del lago con su hermoso cono nevado. Aunque inactivo, puede estar inyectando gases en el lecho lacstre. Hay fuentes termales activas en la margen sur del lago cercanas al lago Epulafquen. La zona es netamente volcánica.

Una rápida revisión de la información disponible en la web muestra que los lagos volcánicos toman una coloración turquesa debido a que los minerales disueltos en el agua reflejan - refractan la luz de manera diferente al agua pura tal como sucede en el Lago Poas en Costa Rica.

Es más otro artículo claramente declara que "una característica de lagos volcánicos influidos por fumarolas subacuáticas en sus lechos (llamados lagos de cráter activos) es el sorprendente color de sus aguas: turquesas o verde esmeralda."[2]

Esperemos que estos cambios (p.ej., pH menor debido a un aumento de acidez del agua) no dañen la fauna local, y en especial a sus criaturas misteriosas.

Actualización - 20 de Sept. de 2010

Los expertos del CONICET han dicho que sus hallazgos preliminares indican que el color del lago puede deberse a que se han movido sedimentos del fondo lacustre y entremezclado con las aguas debido a recientes terremotos en Chile. Van a analizaar muestras tomadas del lago, lo que puede llevar algún tiempo.

Bibliografía
[1] CONICET
[2] Ohsawa Shinji et al. (2010) Color change of lake water at the active crater lake of Aso volcano, Yudamari, Japan: is it in response to change in water quality induced by volcanic activity? Limnology. 2010, vol. 11, no3, pp. 207-215


Read this post in English

Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

28 sept. 2010

Pliosaurios y Plesiosaurios

 
pliosaurio en  Neuquén
Un Maresaurus (pliosaurio) atacando un Chacaicosaurio (ictiosaurio) en Neuquen hace 170 million de años.(Pintura original por Agustín Viñas). De: [2]

Durrante el Cretáceo Superior (que abarc&oaucte; el período desde 100 a 65 millones de años atrás) la mayor parte de lo que hoy es la Patagonia estuvo cubierto por un mar poco profundo perteneciente al Océano Atlántico. La porción austral de Sudam´rica era un archipiélago que abarcaba la actual meseta de Somuncurá y el macizo de Puerto Deseado (ver mapa abajo).

En esa época, el anillo volcánico andino comenzaba a formarse sobre la costa occidental de este mar, cerrando su conexión con el océano Pacífico Sur.

mar cretacico
Mar que cubría el norte patagónico durante el Cretáceo Superior (Arco volcánico indicado a la izquierda). Adaptado de [3]

En este mar vivían plesiosaurs tales como el plesiosaurio de cuello corto (Plesiosauroidea, Polycotylidae)[1], sin embargo la mayor parte de los fósiles regionales pertenecen a los plesiosaurios de cuello largo (Elasmosauridae).

La diferencia es que los plesiosaurios de cuello corto tenían 13 vertebras en sus cuellos mientras que los Elasmosaurios tenían hasta 76 vertebras en sus largos cuellos. Algunos creen que los plesiosaurios de cuello corto deberían clasificarse separadamente como Pliosaurios.

Estos eran animales con un cuello fuerte y corto, cabeza alargada y poderosas mandíbulas (eran carnívoros) que podían crecer hasta unos 15 m de largo. Pueden verse en el museo Olsacher en Zapala, provincia de Neuquén, Argentina, en el que se exhiben los restos de varios pliosaurios encontrados en la Patagonia boreal.

Pliosaurios y plesiosaurios en la actualidad

Si los supuestos avistamientos de monstruos lacustres (como Nahuelito) son ciertos, es altamente improbable que sean alguno de es estos reptiles (pliosaurios o plesiosaurios). Las razones para esto son muy sencillas:

- Marco temporal: tendrían que haber sobrevivido más de 65 millones de años, cosa que no hizo ningún otro reptil gigantesco de su época (en cambio las lagartijas, tortugas y cocodrilos sí lo hicieron).
- Adaptación: deberían haber mutado para adaptarse a un medio ambiente de agua dulce porque eran criaturas marinas.
Esto no es nada fácil ya que requiere cambios bioquímicos considerables. Pero, hay algunas evidencias sobre plesiosaurios de agua dulce [En inglés].
- Tamaño: eran enormes y por esa razón requerían mucha comida. Siendo carnívoros, rápidamente devorarían todos los peces de un lago patagó:nico. Además, para sobrevivir tanto tiempo se requeriría una población grande en un mismo sitio geográfico. Esto agregaría aún más presión sobre la cadena alimenticia.

Los monstruos lacustres de la Patagonia no son reptiles sobrevivientes de las masivas extinciones que sucedieron a fines del Cretaceo. Son otra cosa.

Lectura sugerida
The Plesiosaur Directory (En Inglés).

Bibliografía

[1] Salgado Leonardo, Parras Ana, Gasparini Zulma. Un plesiosaurio de cuello corto (Plesiosauroidea, Polycotylidae) del Cretácico Superior del norte de Patagonia. Ameghiniana [revista en la Internet]. 2007 Jun [citado 2010 Sep 21] ; 44(2): 349-358.
[2] Fernández, Marta, (2002). En los Mares de la Araucania Ciencia Hoy, vol. 12,Oct.-Nov. 2002 No.71 pp.22-29.
[3] Aguirre-Urreta M. Beatriz, Casadío Silvio, Cichowolski Marcela, Lazo Darío G., Rodríguez Débora L.. (2008)Afinidades paleobiogeográficas de los invertebrados cretácicos de la Cuenca Neuquina. Ameghiniana [revista en la Internet]. 2008 Sep [citado 2010 Sep 21] ; 45(3): 591-611.


Read this post in English


Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

Monstruos de la Patagonia

 
Hoy estreno la versión en español (o, como decimos en Argentina, en castellano), de mi blog sobre los monstruos y criaturas míticas de la Patagonia.

Originalmente preparé el blog en inglés (Patagonian Monsters) y de hecho la mayor parte de los lectores son de paises de habla inglesa. Pero vi también que tengo lectores de habla hispana. Me pareció apropiado postear en ambos idiomas.

Dado que Blogger no es versátil en lo que concierne a idiomas (podría haber usado el traductor Google, pero todos sabemos traducir no bien el software de idiomas resultado parecer chino no entender nada, así que opté por dos blogs cada uno con su URL y un link que los vincula al pie de cada post y en el encabezado de la página.

El primer post es una copia, sí una copia de la única entrada que publiqué en español en el blog inglés, y que titulé:

Mi Blog. Criptozoología de la Patagonia
 
Este blog está dedicado a un tema fascinante, el de los monstruos y criaturas míticas de la Patagonia.

Es un tema que me interesa desde hace ya muchos años. Comenzó cuando conocí la Patagonia por primera vez, a los once años de edad en Febrero de 1971 y la curiosidad no me ha dejado desde entonces.

Recuerdo haber leído en un suplemento dominical del diario "La Prensa" de Buenos Aires (suplemento que en esa época estaba impreso en tinta marrón) acerca del Plesiosaurio de la laguna Negra. Pensé que bromeaban, porque pequeño y todo, sabía que los dinosaurios se habían extinguido hace millones de años.

Luego, durante mucho tiempo sonreí con sorna al oir historias sobre el monstruo del lago Nahuel Huapi. Siendo escéptico y con una mente científica, me parecía que carecían de fundamento.

Luego, y tras leer mucho sobre una gran diversidad de temas y notar la poca seriedad con que se trataba el tema de la criptozoología patagónica, decidí entrar de lleno en el tema.

Para empezar noté que se escribe mucho y se da poca información confiable. La mayor parte de las páginas web y los blogs repiten la misma información. Es un tema de "copiar y pegar" sin revisar. No se usa el sentido crítico. Se repite como loro.

Decidí entonces ir a las fuentes, que son de dos tipos:

a. Los mitos de los pueblos originarios que quizás pudieran reflejar alguna criatura misteriosa que tenga sustento en un animal real.
b. Las crónicas de los primeros exploradores (ellos pudieron haber visto algo que ya no existe en la Patagonia y también recoger información de primera mano de los habitantes originales).

El resultado es un libro, que estoy terminando de editar para una próxima publicación y este blog, que me da un espacio para explayarme sobre los contenidos del libro y otros temas que por su extensión o naturaleza opté por no incluir en mi libro.

Lo he escrito en idioma inglés porque así facilita su difusión a nivel mundial (es el idioma de las comunicaciones internacionales) y también porque creo y siento que Argentina debe darse a conocer en el mundo (sus bellezas turísticas, su gente, su cultura) porque, realmente es un país increíble y bellísimo.

Espero que el blog cumpla con su objetivo de dar una mirada científica, seria, respaldada por investigación y bien documentada. Asimismo, creo que debe ser un foro de ideas interesantes, inteligentes y de especulación sana (sí, escribo a veces sobre ideas alocadas, improbables o poco ortodoxas), porque es a través del debate y la exposición de ideas que se llega a la verdad.

Tocaré una variedad amplia de seres y criaturas míticas:

- los Gigantes Patagones
- los duendes y enanos de las diversas culturas patagónicas (trauco, yosi, tachwull, peuquen, tinguirrica, etc.)
- Los ogros y gigantes humanoides (Chilludo, Coludo, Hashi, Hanush, etc.)
- Monstruos (Nahuelito, el plesiosaurio, el cuero, ellengassen, el mylodon, iemsich, succarath).
- Animales misteriosos (el caballo prehispano, bufalo patagónico, aves gigantes, dragones, gliptodontes, unicornios, etc.)
- Hombres salvajes.

Intentando encontrar una explicación plausible y seria para estos fenómenos tan curiosos e enigmáicos.

Espero que el resultado sea interesante y entretenido.

Un saludo cordial a todos mis lectores. Si tienen comentarios, sugerencias o información que deseen compartir conmigo, escriban a mi e-mail (está en el menú lateral izquierdo) o comenten mis posts. Muchas gracias.

Austin Whittall


Monstruos de la Patagonia - Criptozoologia, Mitos & leyendas de la Patagonia
2010 Año Internacional de la Diversidad Biológica Copyright 2009-2010 by Austin Whittall ©

Hits
Desde el 30.09.10:

Copyright © 2009-2010 by Austin Victor Whittall.
Todos los derechos reservados por Austin Whittall para esta edición en español y/o inglés. No se permite la reproducción parcial o total, el almacenamiento, el alquiler, la transmisión o la transformación de este libro, en cualquier forma o por cualquier medio, sea electrónico o mecánico, mediante fotocopias, digitalización u otros métodos, sin el permiso previo y escrito del autor, excepto por un periodista, quien puede tomar cortos pasajes para ser usados en un comentario sobre esta obra para ser publicado en una revista o periódico. Su infracción está penada por las leyes 11.723 y 25.446.

All rights reserved. No part of this publication may be reproduced, stored in a retrieval system, or transmitted in any form or by any means - electronic, mechanical, photocopy, recording, or any other - except for brief quotations in printed reviews, without prior written permission from the author, except for the inclusion of brief quotations in a review.

Favor lear nuestras Condiciones de Utilización y la Política de Privacidad antes de acceder a este blog.

Condiciones de Utilización | Política de Privacidad

Monstruos de la Patagonia - http://patagoniamonstruos.blogspot.com/